El agua de las piscinas es el agua donde nos bañamos tanto adultos como niños durante los 3 meses de verano y con la que estamos en contacto directo durante varias horas al día, por estos motivos el sistema de tratamiento y conservación que utilicemos es muy importante.

Si quieres tu piscina segura y limpia sin la necesidad de utilizar productos químicos… ¡Este artículo te interesa! Te informamos sobre la electrólisis salina como sistema de tratamiento y conservación del agua de las piscinas.
La electrólisis Salina es una de las soluciones para evitar el uso de productos químicos.

En qué consiste la electrólisis salina

La electrólisis salina es un sistema de tratamiento y mantenimiento del agua de la piscina. Consiste en instalar un sistema de cloración salina, tal y como indica su nombre, se basa en utilizar como materia prima la sal, elemento natural.
El funcionamiento consiste en la disolución de una cantidad de sal, 5-6 gr/l. Cuando el agua salada circula por el sistema de electrodos de titanio, esta reacciona convirtiéndose en un desinfectante activo, se produce ácido hipocloroso (HClO) que destruye la materia orgánica, los patógenos y otros subproductos.

Instalación y mantenimiento

Una de las ventajas a destacar de la electrólisis salina es que su instalación no precisa de obras y es compatible con todo tipo de piscinas.

Su mantenimiento es sencillo y da mucha libertad al propietario. Los cuidados se realizan de forma autónoma gracias a un circuito cerrado que se retroalimenta, únicamente hay que reponer producto por las pequeñas pérdidas y evaporaciones del agua.

Más seguridad para todos

La electrólisis salina nos aporta seguridad, podemos olvidarnos de manipular grandes volúmenes de compuestos de alta toxicidad y de los peligros que eso conlleva. Con este sistema no se introduce ningún tipo de producto químico en la piscina, de esta manera todos ganamos en salud y nos prevenimos de irritaciones en la piel, ojos rojos, etc. Sin duda, la salud es lo más  importante para todos y la electrólisis salina, como sistema alternativo al clásico cloro para el tratamiento y mantenimiento del agua de la piscina, reduce riesgos.

Ahorro de agua y energía

Para acabar, no podemos pasar por alto que con la electrólisis salina vamos a colaborar con el medioambiente y a ahorrar hasta un 5% de agua del volumen de nuestra piscina.

La electrólisis salina es una buena alternativa para ganar en seguridad, cuidar de los tuyos y disfrutar de los largos días de piscina en familia.
Para cualquier duda puedes contactar con nosotr@s a través del formulario de contacto.

 

Entradas recientes

Categorías