¿En qué consiste la Biomasa?

La biomasa denominada también bioenergía es una energía renovable. Tal y como hace sospechar su nombre, esta energía proviene del aprovechamiento de la materia orgánica o industrial formada en algún proceso biológico o mecánico.
Desde tiempos remotos el hombre ha utilizado la biomasa como fuente energética para realizar sus tareas cotidianas. Esta práctica y forma de generar energía, pasó a un plano inferior cuando el uso de combustibles fósiles comenzó a tomar fuerza, dejando  la producción de energía primaria en números insignificantes.
En términos generales, la energía de biomasa consiste en la extracción de energía mediante la quema de materia orgánica. Una producción de energía más barata, renovable y con menos emisiones por su forma de combustión. Una energía ideal para generar ACS y calefacción.
Veamos qué elementos forman una instalación de biomasa.

Componentes y funcionamiento de una instalación de Biomasa

Una instalación de Biomasa está compuesta por una caldera, un silo, un sistema de alimentación y una instalación hidráulica.

CALDERA

La caldera es la responsable de quemar el combustible y generar la energía necesaria.
Existen varios tipos de caldera para biomasa y sus distintos combustibles. El tipo de caldera vendrá determinada por la potencia que necesite nuestra instalación. Y la potencia vendrá de la mano de la estimación de cargas.
Las calderas de biomasa más comunes para uso doméstico son:

1) Calderas de pellets

Los pellets son pequeños cilindros procedentes de la compactación de serrines y virutas molturadas y secas. Estas provenien de serrerías, de otras industrias, o producidas a partir de astillas y otras biomasas de diversos orígenes.
Estas calderas tienen un elevado poder calorífico gracias al combustible con el que trabajan. Otra característica interesante de este tipo de caldera son las bajas necesidades de operación y mantenimiento provocado por el bajo contenido en cenizas que produce la quema del pellet.

Un aspecto importante a tener en cuenta es el almacenamiento de este combustible debido a la posibilidad de degradación por ciertos porcentajes de humedad, por lo que siempre, los pellets deben estar almacenados en recintos impermeabilizados, tanto en los puntos de suministro como en el almacenamiento en viviendas.

Biomasa

2) Calderas de astillas

Las astillas de madera son trozos pequeños de entre 5 y 100 mm de longitud, la calidad de este combustible depende principalmente de la materia prima de la que proceden, de su recogida y de la tecnología de astillado para procesarlas.

Las calderas de astillas suelen usarse en edificios con mayor consumo energético, estas precisan de un buen acceso para el suministro del combustible. El coste de la instalación es algo mayor que el de la caldera de pellets, pero a la vez, el precio del combustible es sustancialmente inferior al del pellet.
Generalmente necesitan algo más de espacio debido a la volumetría de la astilla.

3) Calderas de policombustible

Estas calderas son las más versátiles ya que se caracterizan por permitir la quema de más de un tipo de combustible.

Este tipo de calderas están pensadas fundamentalmente para viviendas unifamiliares ya que su instalación precisa una evacuación para la salida de humos.

Su combustible suele ser de más tamaño que los pellets y las astillas, en consecuencia precisan de más espacio para el almacenamiento del combustible.

SILO O DEPÓSITO DE ALMACENAMIENTO

El silo, es el depósito de almacenamiento de combustible, lugar dónde se acumula el combustible, por tanto, el silo a colocar depende del tipo de combustible que se vaya a utilizar.
Existen 3 grandes grupos de silos, los interiores, los exteriores y los subterráneos.

SISTEMA DE ALIMENTACIÓN

El sistema de alimentación es el responsable de transportar el combustible desde el silo hasta la caldera de Biomasa necesario en cada momento.

INSTALACIÓN HIDRÁULICA

La instalación hidráulica es el conjunto de equipos (bombas, válvulas, vaso de expansión, tuberías y demás elementos auxiliares) necesarios para interconectar la caldera de biomasa con el circuito de calefacción existente. Esta instalación no difiere de la de una caldera tradicional que use otros combustibles excepto por el depósito de inercia, lugar dónde se acumula agua calentada durante el periodo de apagado del combustible.

CONDUCTOS DE HUMOS

Sistema que permite la evacuación de los humos de la combustión al exterior. Se recomienda instalar chimeneas de acero inoxidable de doble pared con aislamiento.

A continuación, compartimos toda la información sobre la biomasa en formato vídeo, para cualquier duda puede escribirnos mediante el formulario de contacto.

 

En Fontgas disponemos de un departamento especializado en energías renovables, nuestros técnicos te escuchan, realizan un estudio personalizado y según características ponen sobre la mesa la mejor opción para cada caso en particular, aerotermia, fotovoltaica, biomasA, etc.

Nosotros apostamos por las energías renovables y estamos concienciados de la importancia de luchar por un mundo mejor y un medioambiente más limpio.

Reciente

Entradas recientes

Categorías

Redactora de contenido en

Licenciada en Comunicación Audiovisual por la UAB con amplia experiencia en la creación y gestión de contenidos escritos y audiovisuales dirigidos a medios digitales.

2020-01-30T08:35:28+00:00 16/01/2020|Categorías: Blog, Calefacción, Climatización, Energías renovables|Etiquetas: , |Sin comentarios

Deja tu comentario