El hidrógeno verde es el hidrógeno que se obtiene mediante un proceso en el que no existe ningún tipo de emisión de CO2. Para entender mejor la importancia de apostar por el hidrógeno verde, definamos primero las características del hidrógeno y qué usos se le da.

Qué es el H2 y sus usos

El hidrógeno es el primer elemento de la tabla periódica y el más abundante del universo conocido, se encuentra en toda la materia orgánica y en el agua, la cual cubre el 70% de la superficie terrestre. El hidrógeno constituye aproximadamente el 75 % de la materia visible.

El hidrógeno se define como un elemento liviano, con la forma atómica más simple conocida compuesto de un protón y un electrón. Usualmente se presenta como un gas monoatómico incoloro, inodoro e inflamable.

Casi la totalidad del hidrógeno actual se produce a partir de hidrocarburos como el gas natural y el carbón. Como consecuencia, la producción de hidrógeno es responsable de la emisión de alrededor de 830 millones de toneladas de dióxido de carbono por año.

Una solución muy interesante a todas estas emisiones de CO2 es la alternativa de la que hablamos hoy, el hidrógeno verde.

¿Qué es el hidrógeno verde?

El hidrógeno verde es el nombre que recibe el hidrógeno generado a través de una tecnología específica y sin emisiones de CO2. El proceso de esta tecnología es conocido como electrólisis del agua; un proceso en el que la electricidad utilizada proviene 100% de energías renovables.

¿En qué consiste el proceso de electrólisis?

La electrólisis es el proceso que separa los elementos de un compuesto por medio de la electricidad. En ella ocurre la liberación de electrones por los aniones en el ánodo (una oxidación) y la captura de electrones por los cationes en el cátodo (una reducción).

Esta técnica es empleada en numerosos campos, sobre todo en la obtención de elementos y compuestos químicos. Mediante electrólisis en procesos industriales se produce aluminio, sodio, potasio o magnesios También encontramos un ejemplo claro en la cloración de piscinas donde se utiliza la electrólisis para obtener el hipoclorito. A partir de este principio, el hidrógeno también puede ser obtenido por electrólisis y ser usado como combustible.

En este caso en concreto, lo que ocurre es que mediante electrólisis se rompe la molécula de agua (H2O) y el oxígeno e hidrógeno se separan, obteniendo así el Hidrógeno (H2). Este recibe el nombre completo de “Hidrógeno verde” gracias a que el proceso no genera emisiones de CO2, y a que la electricidad utilizada en la electrólisis es 100% proveniente de fuentes renovables.

2020, punto de inflexión relevante en Energías Renovables en la Unión Europea

Según el V Informe Anual sobre el sector eléctrico en Europa (The European Power Sector in 2020) las energías renovables generaron el 38% de la electricidad de los 27 países de la UE, superando por primera vez a los combustibles fósiles, que aportaron un 37%. Estos datos, y varias conclusiones más, están recogidos por La Vanguardia en el artículo “Las energías renovables generan más electricidad que los combustibles fósiles”.

España como productor de hidrógeno verde

Al final del mencionado artículo, Patrick Graichen, director de Agora Energiewende, apunta un dato muy interesante “España fue el segundo mayor productor de electricidad con energía eólica y solar de la Unión Europea en el 2020 en términos absolutos” y concluye con una opinión sobre el futuro de la producción en hidrógeno verde, “España podría convertirse en un centro de producción de hidrógeno”.

Producción de hidrógeno verde

Según los expertos en transición energética, el hidrógeno verde es la gran apuesta del futuro por sus cero emisiones en CO2 y su gran potencial como combustible limpio.

Después de todo lo visto sobre el hidrógeno verde, producción, características y propiedades, podríamos afirmar que se dan todas las condiciones para que España apunte a ser un gran productor de hidrógeno verde e incluso llegar a convertirse en un proveedor importante dentro de la Unión Europea.

Entradas recientes

Categorías