¿Qué tiene que ver la imprenta con el aire acondicionado?

A simple vista, la imprenta y el aire acondicionado no tienen nada en común, sus tecnologías son completamente distintas y sus funcionalidades no tienen absolutamente nada que ver. El aire acondicionado lo utilizamos para mantener una temperatura agradable en nuestro hogar y la imprenta es la responsable de mantener la historia viva y de ofrecernos cultura y actualidad.

El principio del aire acondicionado

El aire acondicionado tal y como lo conocemos hoy, equipo diseñado y destinado a los hogares desempeñando las funciones de enfriar, calentar, limpiar y hacer circular el aire, fue creado en 1928, pero hasta llegar a esta primera máquina hubo un proceso de ideas, reflexiones, descubrimientos y otras máquinas indispensables que hicieron posible su evolución.

Estas históricas y pioneras máquinas en el mundo de la climatización no estaban destinadas al uso particular, nacieron con otro fin y por razones muy distintas.

El primer circuito frigorífico ideado y creado para lograr un ambiente agradable y un acondicionamiento del aire se considera que fue en el 1842 por Lord Kelvin, físico y matemático que destacó por sus descubrimientos en la termodinámica y la electricidad.

Este primer acercamiento al acondicionamiento del ambiente, se basaba en un circuito frigorífico hermético  basado en la absorción del calor a través de un gas refrigerante. Lord Kelvin, se basó en 3 principios:

El proyecto de Lord Kelvin está considerado el principio del aire acondicionado.

“El padre del aire acondicionado”

Más adelante, en 1902 es cuando se sentaron realmente las bases de la refrigeración moderna y se desarrolló el concepto de climatización, definido por la RAE:

“Dar a un espacio cerrado las condiciones de temperatura, humedad del aire y a veces también de presión, necesarias para la salud o la comodidad de quienes lo ocupan.”

Este sistema fue ideado y puesto en marcha por Willis Haviland Carrier, considerado el padre del aire acondicionado.

 

Carrier era un recién graduado en ingeniería eléctrica por la Universidad de Cornell. Este joven de 25 años de edad y recién titulado, empezó a trabajar para la compañía Buffalo Forge Company, empresa dedicada a la fabricación de calentadores, sopladores y dispositivos de extracción y escape de aire.

En 1902, Carrier se hizo eco de la problemática que sufría el dueño neoyorquino de la imprenta Sackett-Wilhelms en Brooklyn. Existían serias dificultades en la impresión, el  comportamiento del papel no era el normal y las dimensiones se veían afectadas de tal manera que era imposible alinear correctamente las tintas.

Carrier detectó que toda la problemática era causada por la temperatura y la humedad del lugar, tenía claro que si lograba controlar y mantener una temperatura y una humedad adecuada y estable, todas estas dificultades en la actividad de la imprenta se verían reducidas de manera importante.

Willis Haviland Carrier diseñó una máquina que a través de tubos enfriados lograba controlar tanto la temperatura como la humedad del lugar, resolviendo de esta manera la gran problemática que suponía para el dueño de la imprenta. De esta manera tuvo lugar la primera unidad de climatización de la historia siendo patentada en 1906 como “El aparato para Tratar el aire”. Así es como nació la primera máquina capaz de controlar la temperatura y los niveles de humedad de un lugar y como empezó la evolución de los sistemas y máquinas que hoy conocemos como “aire acondicionado”.

 

El sistema creado por Carrier, no sólo hizo feliz al propietario de la imprenta Sackett-Wilhelms que vio altamente mejorados sus resultados de impresión, su sistema fue rápidamente conocido por toda la zona y varios fueron los sectores que se interesaron por él.

Este avance tuvo su mayor impacto en la industria, fábricas de distintas áreas se interesaron y no dudaron en adquirir e instalar estos aparatos en sus espacios de producción. De esta manera lograron mejorar de forma notable la calidad de sus productos. Algunos ejemplos fueron las industrias textiles, del tabaco y laboratorios farmacéuticos.

Así es como el acondicionamiento del ambiente llegó a la industria. El mundo de la climatización evolucionó y fue ganando presencia en otros lugares antes que llegara a nuestros hogares. La semana que viene descubriremos los pasos que se siguieron hasta lograr el aire acondicionado tal y como lo conocemos hoy en día.

Entradas recientes

Categorías