Ciudades como Barcelona, Madrid o los cascos antiguos de muchas localidades, mantienen su encanto y su característica atmósfera gracias a las antiguas edificaciones que lucen y han sido conservadas, cuidadas e incluso restauradas.

Estas construcciones, aunque su fachada y su interior estén en perfectas condiciones, pueden conservar su instalación eléctrica bifásica original, sistema que actualmente está en desuso por considerarse más peligroso.

Muchos son los instaladores, o incluso los propios inquilinos de estos atractivos edificios, los que deciden climatizar su hogar y no son conscientes del tipo de instalación que tiene la vivienda.

Antes de instalar un equipo de aire acondicionado

1) Identificar el tipo de instalación eléctrica de la vivienda

Para detectar el sistema de producción y distribución de energía eléctrica que tiene un hogar, simplemente hay que realizar una comprobación con un aparato de medida o téster. De este modo se define el voltaje que ofrece la instalación.

2) Instalación monofásica o instalación bifásica

Para detectar el sistema de producción y distribución de energía eléctrica que tiene un hogar, simplemente hay que realizar una comprobación con un aparato de medida o téster. De este modo se define el voltaje que ofrece la instalación.

  •  Instalación monofásica

Si el resultado de la medición es de 230 V, estamos hablando de un sistema monofásico, en este caso no existe ningún problema para la instalación de cualquier aparato de aire acondicionado ya que seguro que la producción y la demanda de energía serán compatibles.

  • Instalación bifásica

En el caso que el resultado sea de 110 Voltios, nos encontramos delante de una instalación bifásica. Tal y como hemos comentado, este sistema está actualmente en desuso al considerarse más peligroso que el actual sistema monofásico y más costoso a causa de su estructura, la cual necesita más conductores.

3) Qué hacer si el sistema es bifásico

Si nos encontramos delante de una instalación de aire acondicionado actual y el sistema de la instalación es bifásico, existen soluciones que permiten una instalación segura.

  • La solución habitual es la adquisición de un transformador.
  • Otra opción que existe pero resulta más costosa y afecta directamente al usuario final, es la de hablar con la empresa suministradora y solicitar un cambio de instalación.

¿Qué pasa si conectamos un aire acondicionado actual en un sistema bifásico?

Si no hemos comprobado el tipo de sistema de producción y distribución de energía eléctrica y resulta que se trataba de un sistema bifásico y le hemos conectado un aparato de aire acondicionado monofásico, el equipo funcionará pero en un plazo de tiempo la placa electrónica del aire acondicionado se quemará por la ausencia de un neutro y en consecuencia dejará de funcionar.

En estos casos, ni las marcas ni los servicios técnicos de las mismas se hacen cargo de la avería.

En conclusión, antes de instalar un aparato de aire acondicionado en edificios de construcción antigua que puedan tener aún instalaciones eléctricas de sistemas bifásicos, es necesario comprobar los voltios y confirmar el tipo de instalación con el que se alimenta dicho espacio.

Desde Fontgas recomendamos comprobar siempre el voltaje antes de solicitar las máquinas de aire acondicionado para así evitar los distintos problemas que se derivan.

Para cualquier duda puedes realizar tus preguntas a través del formulario de contacto.

Entradas recientes

Categorías