Cuando nos planteamos instalar suelo radiante, una de las primeras preguntas que se nos vienen a la mente es:

¿Cuántos centímetros de cota se necesitan para instalar suelo radiante?

En este artículo explicamos sobre cómo y cuándo es posible instalar un suelo radiante.

Información necesaria para iniciar el estudio

La información necesaria para decantarse por el sistema más apropiado y poder hacer un estudio sobre las distintas posibilidades son: la cota y el revestimiento.

La cota es el espesor que existe desde el forjado hasta la superficie, la única manera de conocer este valor es haciendo una cata en el suelo.

Esta cota no siempre es la misma en toda la vivienda, por este motivo se recomienda hacer mínimo tres agujeros aunque lo ideal sería hacer uno en cada estancia en la que va a ser instalado el suelo radiante.

Es importante saber el revestimiento que vamos a colocar porque no todos precisan de la capa de cola ni todos tienen el mismo espesor.

Sistemas y soluciones de suelo radiante

Sistema tradicional

El más recomendado es el sistema tradicional, por su eficacia precio y confort.

La cota requerida para este sistema es de 9 centímetros repartidos en diferentes capas al que hay que sumar el revestimiento.

Las capas son:

  1. Panel aislante
  2. Sistema de fijación
  3. Tubo
  4. Mortero
  5. Cola
  6. Revestimiento

Sistema de rehabilitación

El sistema de rehabilitación es ideal para reformas o escenarios en los que se dispone de una cota que varía entre los dos y los ocho centímetros.

Sistema seco

Finalmente el sistema seco es la opción que permite la instalación de un suelo radiante sin la capa de mortero, la gran ventaja de este sistema es la ausencia de mortero, ideal para viviendas en las que la estructura no pueda soportar un exceso de peso, eliminando la posibilidad de usar pavimentos encolados, siendo casi exclusivo para parquet.

Este sistema se realiza a través de placas de aluminio, debido a esto la inercia térmica resulta muy rápida.
 

¿Cómo nos ajustamos a la cota?

Las capas que van del panel aislante al mortero ofrecen muchas posibilidades para lograr la medida necesaria en cada caso.

  • Panel aislante, existen paneles aislantes que van desde 1 a 9 centímetros.

Otra opción es desestimar el panel aislante en este caso alrededor de un 20 por ciento de la energía calorífica será irradiada al nivel inferior.

  • Tubería y sistema de fijación, existen diámetros de tubo que van desde los 10 a los 16 milímetros.
  • Mortero, podemos utilizar el mortero tradicional donde el espesor mínimo es de 3 centímetros por normativa y de 5 centímetros para lograr una óptima inercia térmica.

Con alternativas de mortero autonivelante con aditivo de anhidrita logramos en un centímetro y medio la resistencia de tres centímetros de mortero tradicional.

Finalmente, si optamos por el sistema seco comentado anteriormente, prescindiremos de la capa de mortero.

Ejemplos ajustar cota

Ejemplo 1

Este caso es una vivienda en un edificio plurifamiliar con una cota de acabado final máximo de 5,5 centímetros.

El revestimiento escogido es parquet de 0,9 centímetros. Seleccionamos un aislamiento de 1 centímetro, una tubería de 1,6 centímetros más su fijación y una capa de mortero autonivelante con aditivo de anhidrita de 1.5 centímetros.

En este caso se renuncia a parte de aislamiento y de inercia térmica para encajar en la medida máxima.

Ejemplo 2

En este otro caso simulado teniendo también una cota de 5.5 centímetros pero esta vez en una vivienda unifamiliar dónde el revestimiento seleccionado también será el parquet.

En este caso se decide prescindir del aislamiento, tubería de 1,6 centímetros más su fijación y una capa de mortero tradicional de 3 centímetros, en este caso desestimamos el aislamiento teniendo en cuenta que las fugas térmicas quedarán en el interior de la misma vivienda y ganamos en confort, es decir, inercia térmica.

Tal y como se muestra es posible adaptarse a la cota sacrificando aislamiento y/o inercia térmica. En conclusión, podemos afirmar que es posible aplicar el sistema de suelo radiante en todas las obras actuales de rehabilitación.

En Fontgas disponemos de todas las alternativas y materiales necesarios para la instalación del suelo radiante.

Ofrecemos un estudio personalizado y asesoramiento técnico al instalador para asegurar al usuario final un correcto funcionamiento de todo el material suministrado. Puedes contactar con nuestro departamento a través del formulario de contacto.

Entradas recientes

Categorías