No damos importancia a los cables ni prestamos atención a sus colores hasta que llega el momento de cambiar un interruptor o arreglar algún pequeño problemilla eléctrico en casa.

En este artículo, os explicaremos de forma clara y sencilla las diferentes funcionalidades y características de los 3 tipos de cables más comunes en una instalación doméstica y cómo identificarlos rápidamente.

Tipos de cables

Los 3 tipos de cables más comunes que encontramos en una instalación son el cable toma de tierra, el cable neutro y el cable de fase. A continuación os explicamos sus principales funcionalidades y características.

Cable toma de tierra

El cable de tierra, o toma de tierra, es un cable que, tal y como indica su nombre, proporciona una ruta de conducción a la tierra y es independiente del camino normal que lleva la corriente dentro del correspondiente aparato eléctrico.

El cable de tierra no forma parte de la ruta de conducción de suministro de la electricidad, por este motivo, el aparato eléctrico funcionaría con total normalidad sin el cable de tierra.

La funcionalidad de este cable es exclusivamente de protección tanto hacia el manipulador de dicho aparato como al aparato en sí. Este cable, con su contacto a tierra, evita que la corriente eléctrica produzca daños durante su uso. El objetivo es conducir posibles sobre tensiones a tierra.

Los cables de tierra van hacia el cuadro eléctrico de la casa y desde allí hacia la toma de tierra del edificio.

EJEMPLO: En caso de un mal contacto o un cortocircuito mientras estás manipulando un aparato eléctrico, el cable de toma de tierra “atrapa” y expulsa de tu casa esa corriente eléctrica que, de lo contrario, podría acabar en tu cuerpo.                            

Cable neutro

La función del denominado cable neutro es crear una diferencia de potencial que permita la existencia de corriente eléctrica por el conductor fase. Esto se consigue gracias a su potencial 0 o diferencia de potencial 0. Su función es precisamente crear un desequilibrio.

Para poder transmitirse, la electricidad necesita de dos conductores, ya que la corriente se genera solo cuando los electrones se mueven desde un punto hacia otro. El voltaje de la instalación eléctrica es la diferencia de potencial eléctrico entre el cable fase y el cable neutro.  

Por tanto, el cable neutro es el que permite a la corriente regresar y sirve como conductor de retorno de la corriente que circula por los circuitos monofásicos.

EJEMPLO: Si una bombilla está conectada solo a la fase no puede funcionar al no tener neutro para que puedan circular los electrones.

Cable de fase

El cable de fase hace referencia al conductor activo, es decir el conductor que transporta la corriente eléctrica normalmente desde la red hasta un enchufe o interruptor de la casa.

El cable fase es el lugar por el que entra la corriente eléctrica y es con el que hay que tener cuidado, ya que hablamos de una tensión de 220 o 230 voltios.

Color cables e identificación

En la siguiente tabla, se pueden ver los diferentes identificadores que relacionan los 3 tipos de cables comentados a lo largo del artículo.

En Fontgas disponemos de un departamento de electricidad e iluminación así como de todo el material necesario para instalaciones eléctricas. En este enlace encontrarás nuestra tienda online, si lo prefieres puedes visitarnos en Terrassa, Sabadell, Barcelona y Sant Celoni. 

Para cualquier consulta puedes enviar un correo a https://www.fontgas.com/contacta-con-nosotros/ y te contestaremos lo antes posible.

Entradas recientes

Categorías